Pide cuerpo de su pareja para poder enterrarla

Sosúa, Puerto Plata. En el año 1998 Zdenek Janak y su pareja Eva Cimbalnikova se retiraron de su natal República Checa y decidieron emprender una nueva vida en el Caribe. Fue así como llegaron a la República Dominicana y se establecieron en Sosúa, Puerto Plata, donde abrieron un negocio de expendio de bebidas y de alquiler de sillas y casetas en la playa.

Hasta el viernes pasado, en el que les tocó la tragedia, su vida era feliz. Pero hoy, tras el homicidio de Eva durante un asalto,

Zdenek Janak enseña el lugar en el que su pareja Eva Cimbalnikova fue asesinada el viernes pasado. Wilson Aracena
Zdenek Janak enseña el lugar en el que su pareja Eva Cimbalnikova fue asesinada el viernes pasado. Wilson Aracena

Janak vive un calvario: además de perder a su mujer, no ha podido enterrarla porque las autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) se niegan a entregar el cadáver, ya que no estaban legalmente casados.

“Yo tengo problemas porque yo no estaba casado con Eva, solo tenía un poder de abogado para compartir nuestras pertenencias y cuentas de banco. Entonces en la oficina de Patología de Santiago, yo estaba el sábado para traerme el cuerpo y enterrarlo aquí, pero se necesita una autorización de la embajada de República Checa. Posiblemente yo vaya a la embajada de mi país para ver si consigo una orden. Necesito ayuda”, dijo Janak con preocupación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *