Leonel: ¿Se le “chispoteó”?

Leonel: ¿Se le “chispoteó”?

No existe una cuarta posibilidad: a Leonel lo traicionó la emoción, “se enteró de algo” al anunciar que volverá a CESAR MEDINAser candidato en el dieciséis… o Danilo perdió el momento ideal para proponer la reelección… … Si me lo preguntaran, no vacilaría un segundo en responder: ¡Las tres cosas a la vez! El anuncio de Leonel no estaba en el libreto… El plan era anunciarlo en su momento, con el juego a su favor y el frente despejado, sin obstáculos en la ruta.

Pero, además, en el escenario ideal, con un aforo nacional, a casa llena y con invitados muy especiales que aguardan el momento para dar la cara… ¡A lo Leonel, a lo grande! Podrá argumentarse que en situaciones de tal naturaleza Leonel sabe administrar sus emociones, que todo lo calcula y mide las consecuencias. Pero es posible que esta vez se le haya ido el control… ¡Tal vez se le “chispoteó”! A no ser que se haya enterado –porque los presidentes se enteran de todo–, que se avecina un acontecimiento importante que pondrá a Danilo Medina a decidir su futuro político inmediato. O, por lo menos, a deslindar los terrenos en el Partido de la Liberación de cara al dieciséis…

Candidato no, Presidente… ¿Fue Leonel a San Francisco de Macorís a anunciar que será candidato en las próximas elecciones? No, dijo más: que será Presidente y que en el dieciséis volverá a subir triunfante las escalinatas del Palacio Nacional.

Parece una temeridad impropia de un hombre que sabe manejar las delicadezas del poder, empeñado siempre en evitar celos con los inquilinos actuales de ese mismo Palacio.

Pero es sintomático lo que hizo en Nagua previo al acto de San Francisco. Al entrar al Centro Universitario Curna se quejó por el abandono en que se encuentra esa unidad académica porque no se le da mantenimiento, y dijo que llamaría a Bichara para que resuelva el problema de la luz.

Como viejo profesor universitario y constructor de ese recinto académico, Leonel sabe bien que el responsable de su mantenimiento es la UASD y que Bichara no tiene nada que ver con sus problemas eléctricos ni con la avería de su aire acondicionado.

A no ser que quisiera dejar el mensaje de que el gobierno ha abandonado ese centro regional… aunque Leonel nunca se ha manejado con esas mezquindades políticas.

¿Qué hay detrás, entonces…?
Pensar que a Leonel se le “chispoteó” tanto en Nagua como en San Francisco es pecar de ingenuo.

Sobre todo porque Leonel calcula… hasta sus errores.

Lo que se maneja en círculos íntimos del gobierno es que Leonel ha decidido definir su candidatura presidencial antes de que cambien los humores del Palacio en torno a la reelección de Danilo a propósito de las últimas encuestas.

Se coló que se aproxima un movimiento reeleccionista “con vientos huracanados” y que la resistencia del presidente Medina ha comenzado a ceder favorablemente, a pesar de que no exista aún una decisión política sobre ese tema.

En consecuencia, la reacción de Leonel en San Francisco no es tan inocente y mucho menos producto de la emoción del momento, aunque sí apresurada por el curso que han ido tomando los acontecimientos de los últimos días… Además, se adelanta a configurar a su conveniencia el cuadro electoral del dieciséis: “…Miguel, Hipólito y yo”.

TOMADO DEL LISTIN DIARIO

Share