Presidente PJ admite la mora amenaza administrar Justicia

Presidente PJ admite la mora amenaza administrar Justicia

El presidente Danilo Medina al acto de celebración del Día del Poder Judicial, en la Sala Augusta de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Santo Domingo Republica Dominicana. 7 de Enero del 2020.

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Luis Henry Molina, afirmó ayer que la mora judicial se ha vuelto una enfermedad crónica que amenaza el sentido mismo de la administración de Justicia.

Resaltó que a junio de 2019 en esa alta corte habían 18,357 casos acumulados en espera de resolución, “varios de ellos que aguardan por sentencia desde el siglo pasado”, diez de los cuales serán fallados hoy.

Deploró que “la resignación y la apatía” se hayan instalado al interior del sistema, y que la grave enfermedad parezca “dominar muchos espíritus”.

El magistrado Molina habló en esos términos durante el discurso que pronunció en la audiencia solemne celebrada en ocasión del Día del Poder Judicial, en el que describió los principales problemas del sistema de Justicia y las soluciones que desde ya comenzaron a dar para hacerlo más eficiente, más transparente y más protector de las personas en condiciones de vulnerabilidad.

Solución a la mora. Entre otras cosas, se hará una distribución más equitativa para que las responsabilidades y cargas que detentan los jueces (zas); los magistrados de corte de apelación podrán, sin perder su carácter de tales, resolver asuntos de primera instancia; y se organizarán los horarios de las audiencias para respetar el tiempo de los ciudadanos y de los abogados que acuden a ellas.

“No es posible que ciudadanos y ciudadanas tengan la vida suspendida porque no sale una decisión de los tribunales. O que un derecho personal o económico sea vulnerado porque las medidas de urgencia para protegerlo estén en retardo”, dijo el presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Enfrentar tácticas dilatorias. Para avanzar hacia la siguiente etapa de desarrollo, del sistema judicial, el presidente de la SCJ convocó a los jueces “en esta crucial coyuntura” a actuar con rigor al enfrentar maniobras dilatorias injustificadas y reclamaciones carentes de fundamento; a “¡que no les tiemble el pulso!, y erradicar estas prácticas que son un virus que distrae fuerzas y atención de la tarea de administrar Justicia bien servida para tantos que la reclaman y necesitan con razón”.

Procedimientos y prácticas. Dijo que además se revisarán los procedimientos y prácticas internas del Poder Judicial, que en una primera etapa estaban “llenos de vericuetos y complicaciones inútiles que son fuente cierta de demora.

Adecuarán tribunales. Para optimizar su uso y obtener el máximo provecho de ellas, adecuarán los espacios de las 219 sedes del sistema que hay en todo el país; se atenderán con especial cuidado las necesidades de los tribunales hoy dispersos, y procurarán utilizar al máximo el potencial de las salas de audiencia que hoy son subutilizadas.

Para violencia género. Dijo que asegurarán la existencia de Cámara Gessel en cada departamento judicial a partir de marzo de este año, y un programa nacional de entrenamiento y sensibilización para todo el personal administrativo y judicial llamado a intervenir en este tipo de casos.

“La forma en que la violencia contra las mujeres se ha expresado en nuestro país constituye un dolor y una gran vergüenza que debe llamarnos a la reflexión y sobre todo a la acción. Si bien la solución integral del problema no está en nuestras manos, el sistema de Justicia no puede amparar ninguna forma de violencia contra las mujeres. Es nuestra tarea asegurar que una mujer que haya sido víctima de violencia de género encuentre en la Justicia un espacio digno, protegido y sensible frente a su sufrimiento”, dijo el magistrado Luis Henry Molina.

Eso no es todo. El presidente de la SCJ dijo que el proceso que han denominado “Visión Justicia 20/24” no se queda ahí, y que continuarán trabajando hasta lograr un servicio judicial que centralice el manejo de audiencias en cada sede, provea condiciones a las salas, equipándose y capacitando mejor a sus usuarios, operadores y funcionarios “para reducir prácticas temerarias y distorsiones” y alentar las buenas prácticas en el marco de las leyes vigentes o modificando, con el concurso de toda la sociedad, las que hagan falta.

La audiencia. Tuvo lugar en la Sala Augusta de la SCJ y contó con la asistencia del presidente Danilo Medina.

Apoyo, tiempo y fe
El presidente de la SCJ dijo comprender las dudas y cuestionamientos de los dominicanos al sistema judicial. Se preguntó ¿cómo no desesperar cuando la reparación del daño, la protección de la vida, la honra o el resguardo de la propiedad tardan tanto? ¿Cómo confiar en procedimientos y en resoluciones que no son bien explicadas ni armonizadas en el criterio de los magistrados?

Una petición
“Con humildad, pero también con la responsabilidad que supone hacerlo en nombre de la República y en representación de este grupo excepcionalmente formado y trabajador que integran nuestro Poder Judicial, les pido a los dominicanos (as) apoyo, tiempo y fe.

Share