• Home »
  • Destacadas »
  • Presidente JCE advierte modificaciones a la Ley 176-07 aumentarían costo de elecciones

Presidente JCE advierte modificaciones a la Ley 176-07 aumentarían costo de elecciones


Roberto Rosario, pidió a los miembros de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Senado de la Repúblicaroberto-jce tomar en cuenta que de aprobarse una modificación de la Ley No. 176-07 del Distrito Nacional y Municipios el costo de las elecciones del 2016 aumentará.

“Se estaría creando un nuevo nivel de elección lo que implicaría una ampliación de la logística electoral, crear boletas adicionales para cada distrito municipal, con el consecuente aumento del presupuesto electoral por este motivo, debemos recordar que existen más de 230 distritos municipales, cantidad que sobre pasa los municipios del país”, expresó.

Al dar a conocer la posición de esa institución en torno a esa iniciativa reveló que de aprobarse tal y como está planteada disminuirían considerablemente la cantidad de regidores en todo el país por lo que pidió a los senadores dejar claramente definidos esos cambios para evitar que éstos constituyan un problema que al final tenga que resolver la JCE.

“Sería deseable que se aclarará sobre el método que se utilizaría para la asignación de escaños en cuanto a los vocales en los distritos municipales, en atención a los votos válidos emitidos a favor de cada oferta electoral, este aspecto la propuesta no la contiene”, advirtió.

Puso como ejemplo los casos de Azua, Barahona, Gaspar Hernández y Tamayo donde el número de Consejo de Regidores será sensiblemente afectado.

Informó que la JCE tendrá que analizar cuántos cargos de regidores serán disminuidos.

El funcionario argumentó que ese proyecto de ley tiene cosas positivas y negativas y dijo que él es respetuoso de las decisiones que adopte el Congreso Nacional.

El proyecto que modifica varios artículos de la Ley 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios del país, busca, entre otros aspectos reformar la distribución de los fondos de los cabildos para unificar en una sola partida el gasto corriente del personal y los servicios.

La propuesta plantea reestructurar el artículo 21 relativo al destino de los fondos para que los ayuntamientos mantengan como límites en cuanto a su composición: “hasta el cincuenta y seis (56%) por ciento para gastos de personal, sean estos relativos al personal fijo o bajo contrato temporal, y para la realización de actividades, funcionamiento y mantenimiento ordinario de los servicios municipales y de distritos municipales que prestan a la población y que son propios de sus competencias”.

Propone que podrán crearse distritos municipales en los municipios para la administración desconcentrada de áreas del territorio que compartan derechos o condiciones socioeconómicas similares. También que el director y los vocales de uno de los distritos municipales sean electos por cuatro años en las elecciones municipales, por el voto directo de los ciudadano de esa demarcación, inscritos en la Junta Electoral, “mediante boleta propia, sin que el resultado del sufragio pueda computársele a la propuesta de candidatura presentada por esa organización política en el municipio al que pertenezca”.