• Home »
  • Destacadas »
  • Presidente aumenta matrícula generales en Fuerzas Armadas; nueva Ley ordena que se debe llevar a cabo una reducción

Presidente aumenta matrícula generales en Fuerzas Armadas; nueva Ley ordena que se debe llevar a cabo una reducción


A pesar de que la nueva Ley 139-03 del Ministerio de Defensa ordena que se debe llevar a cabo una reducción de ladanilo-jdnc-m matrícula de generales, el presidente de la República ascendió a otros 16 superando 125 los oficiales que ostentan este rango en los cuerpos armados.
El almirante Sigfrido Pared Pérez informó que el Ministerio de Defensa tiene unos 50 mil hombres y mujeres: 24 mil 500 el Ejército; la Armada 11 mil 500 y la Fuerza Aérea 12 mil. El artículo 114 de la Ley 139 ordena que con la finalidad de garantizar el cambio generacional en la carrera militar el ascenso a la categoría de general o almirante quedará condicionado a la existencia de plazas disponibles, cuyo número nunca será mayor de uno por cada 1.000 miembros de la institución.

Pero, según informaciones suministradas por generales, en la actualidad el Ministerio de Defensa tiene alrededor de 127 generales divididos de la siguiente forma: 72 en el Ejército; 25 en la Fuerza Aérea Dominicana y 30 corresponden a la Armada Dominicana.
El párrafo dos del artículo 112 también ordena que la promoción de grado estará condicionada a la existencia de plazas disponibles estrictamente sujeta al orden de antigüedad establecido en el escalafón de la institución militar que corresponda. El mismo artículo de la Ley 139 ordena que no podrá realizarse ascenso “sin la evaluación de desempeño correspondiente e igualmente deberá comprobarse que haya realizados los estudios militares que conlleve”.

Además de las funciones administrativas del Ministerio y las Jefaturas de los Estados Mayor, las otras plazas que existen para generales en el Ejército, que tiene seis brigadas; la Armada sólo tiene dos bases, la 27 de Febrero en Santo Domingo y Caldera en Azua; la Fuerza Aérea tiene las bases de Puerto Plata y la de Santo Domingo incluyendo los cuerpos especializados que briandan un servicio fronterizo.

Ascenso

A pesar de que se desconoce si en el Ministerio de Defensa se han creado nuevas plazas, la pasada semana el presidente Danilo Medina mediante el decreto 62-14 ascendió a general de brigada los coroneles del Ejército Ramón Enrique Jiménez Peña, Rafael Antonio Carrasco Paulino, Sugar Puttzi Frugis Martínez, Pedro Pablo Hurtado Cabreja, Rubén Darío Contreras Polanco, Julio César Solano Durán, Luis Alberto Coronado Abreu y Vicente Mota Medina.

Asimismo, el decreto 61-14 dispuso el ascenso a contralmirante de la Armada de los capitanes de navío Edmundo Néstor Martín Félix Pimentel, Franklin Jacob Díaz Gilbert, Emilio Recio Segura y Félix Ernesto Cedeño Guerrero. Con el decreto 59-14 fueron ascendidos a generales de brigada de la Fuerza Aérea los coroneles pilotos Elvis Marcelino Féliz Pérez y Richard Vásquez Jiménez, así como los paracaidistas Nelson Miguel Moquete Checo y Oscar Ceballos Hidalgo.

La nueva Ley 139-03

En el artículo uno la ley tiene como objetivo establecer la estructura, organización y funcionamiento de los órganos e instituciones que conforman la Fuerzas Armadas, así como el accionar de sus miembros y las bases de la carrera militar.

En su primer considerando dice que los cambios que se han originado en el mundo de hoy y su consecuente influencia en el entorno internacional repercuten en la estructura y organización y funciones de las Fuerzas Armadas, lo que obliga al Estado a garantizar su propia seguridad y defensa, además de poner las mismas en capacidad de integrarse a los esfuerzos que procuran proteger el ambiente local, regional, hemisférico y global.

UN APUNTE

El generalato

La designación de generales en los cuerpos armados  sin crear las plazas     comenzó en los gobiernos de Joaquín Balaguer correspondientes al período 1986-96, siguió en el primer gobierno de Leonel Fernández 1996,   pero adquirió mayor notoriedad en el mandato  de Hipólito Mejía,  2000-2004, dando lugar a que gran parte de ellos permanezcan sin funciones o realizando actividades fuera de su jerarquía.