Perito caso Quevedo deberá volver a tribunal


El sargento mayor de la Policía Nacional Reynaldo Vargas, adscrito al Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Dicat), aseguró ver al coronel Cristino Batista Roa manipular un arma durante un conflicto por el control de una parada entre sindicatos.
Batista Roa está vinculado a la supuesta red de sicarios dentro del sector transporte que dirigirían el presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin), Arsenio Quevedo y el exregidor de Pedro Brand, Ericson de los Santos Solís.El perito, quien tuvo a su cargo la evaluación del video que recoge el incidente, deberá volver a presentarse al tribunal mañana, para que se reproduzca el audiovisual en su presencia. Este pedido fue a solicitud de los abogados de la defensa, quienes argumentaron que este solo presentó lo que convenía al Ministerio Público, obviando que esa zona estaba custodiada por la Policía y que habían armas de ambos lados.
William Garabito, abogado de la Unatrafin, asegura que el video que muestra la Fiscalía aparece en internet, donde se puede apreciar todo el contenido, que muestra la zona ocupada por los policías para evitar enfrentamientos. Hecho que dice ocurrió en el 2013.
La Fiscalía le atribuye al grupo la muerte de varios miembros de sindicatos, que supuestamente desde el 2008 vendrían con práctica de ejecutar transportistas.
En el caso también se acusa al exraso de la Policía Nacional, Amaury Cabrera Martínez y a Danilo Octavio Reynoso por las muertes de Overny Guerrero, Ángel Javier y Mateo Nieves de Jesús. Ministerio Público continua hoy presentando testigos.