Peralta revela Gobierno procura bajar a 1.9% déficit público no financiero


El ministro administrativo fue el orador principal en almuerzo de la Cámara Americana de Comercio. (Foto: Presidencia)

El ministro Administrativo de la Presidencia relevó este miércoles que una de las metas del Gobierno para este año es reducir el déficit del sector público no financiero del Producto Interno Bruto (PIB) a apenas el 1.9%.

José Ramón Peralta dijo que la administración que encabeza el presidente Danilo Medina trabajará incansablemente con ese propósito, tras destacar que recibió ese déficit en 9% en agosto del año 2012.

Logramos reducirlo al cierre de ese año a 6.9 por ciento, agregó, y para 2013 se colocó a tan solo un 4%, en un esfuerzo fiscal de casi 5 puntos del PIB en tan solo año y medio.

El ministro Administrativo de la Presidencia expresó sus consideraciones al participar como orador invitado al almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio.

Esta administración gubernamental ha continuado por el camino de la consolidación fiscal, logrando cerrar el pasado 2018 con un déficit del sector público no financiero de apenas 2.6% del Producto Interno Bruto y aspiramos a lograr reducirlo a 1.9% del PIB en 2019”, expresó.

Destacó que ese esfuerzo, a partir de 2013, se ha logrado sin incrementar las tasas de los impuestos existentes, ni crear tampoco nuevas figuras impositivas. “Es decir, se ha conseguido incrementando la eficiencia recaudatoria, persiguiendo la evasión y mejorando la calidad del gasto del Gobierno”, señaló.

Crecimiento y empleos

Peralta sostuvo que al igual que la consolidación fiscal ha continuado, el crecimiento económico no se ha detenido, señalando que en seis años consecutivos la economía dominicana se ha mantenido sólida, con un crecimiento promedio del Producto Interno Bruto del 6.3%, el más alto de América Latina, cerrando el 2018 la región con un crecimiento de 7%.

Indica que de la misma forma, la cifra de empleos netos se ha incrementado en más de 750 mil desde 2012, creciendo a un ritmo que supera los 125 mil nuevos puestos de trabajo por año.

Precisó que lo anterior significa que un 25% más que la meta de 100 mil empleos que fue el compromiso del presidente Danilo Medina al inicio de su primer periodo. Dijo que solamente el año pasado se generaron alrededor de 150 mil empleos y, de esa cifra, unos 100 mil son formales.

Observó que a pesar de eso, el Gobierno no se deja llevar por el triunfalismo en vista de que es consciente que ni siquiera ese crecimiento en la economía y el empleo son suficientes, por sí solos, para alcanzar el desarrollo pleno.

“Por eso en el gobierno del presidente Danilo Medina no estaremos del todo satisfechos hasta que las tasas de desempleo y subempleo bajen a su mínima expresión”, sostuvo.

Dijo que para lograr reducciones significativas, además de un buen ambiente macroeconómico, es necesaria una gestión con la firme voluntad de trabajar y sacar adelante políticas públicas en materia de alimentación, empleo, educación, salud, crédito, vivienda y desarrollo que lleven seguridad a los hogares y permitan que el progreso se sienta en todo el territorio nacional.

Peralta también aprovechó el escenario para hacer un llamado a la sociedad dominicana a que no permita que el partidismo y la política distraigan a la República Dominicana del camino de desarrollo, que ha iniciado de manera sostenible. Señaló que hacía la observación debido a que en 2019 se está entrando en un año preelectoral.

Pueden estar seguros de que, en el Gobierno, no vamos a bajar la intensidad con la que venimos trabajando, agregó, y por el por contrario, en esta etapa, al igual que los últimos 6 años, contarán con el apoyo decidido y la apuesta del Gobierno dominicano para lograr una República Dominicana más competitiva, más innovadora y más productiva.

Estrategia invocación

El funcionario informó, además, que el Consejo Nacional de Competitividad dispuso la creación de una estrategia nacional de innovación, que debe ser conocida y puesta en ejecución en los próximos 45 días.

Sostuvo al igual que las medidas establecidas en la agenda de competitividad, la misma, fruto también del consenso público privado, será la hoja de ruta para que el país siga avanzando a alta velocidad en materia de innovación.