Peña Rubio… un Gobernador que gobierna.


Por Juan Ramón Martínez. El Ing. Pedro Peña Rubio, un Barahonero de pura sepa, nacido en el Municipio pedrode Polo, vivió por muchos años en el sector Savica de esta ciudad de Barahona. Desde que incursionó en la Política en el Partido de la Liberación Dominicana, prácticamente desde su fundación, ha venido realizando una labor extraordinaria en nuestra organización política, llegando a ser desde un simple miembro hasta ser parte del máximo organismo del Partido de la Liberación Dominicana, Miembro del Comité Central. Pero además es Vice-Secretario de la Secretaria General, la cual consta de cuatro miembros, y él es uno de ellos.

 Conocí a Pedro cuando en una ocasión el Partido lo asignó como Enlace de Campaña. Desde ahí conocí a Pedro, el político, el compañero, la persona. Y pude constatar hasta el momento, que es una persona sana, conciliadora, leal, buen compañero y fiel a nuestra organización. Luego fue un alto funcionario de la CDEEE (Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales) y desde allí ayudó a la mayoría de los compañeros de esta provincia, otorgándole empleos a compañeros que no lo tenían, ayuda económicas a muchas envejecientes, a madres solteras, entre otros. Es decir, siempre ha venido aportando a esta provincia.

 Ahora, ocupa el puesto de Gobernador desde hace casi 5 años, o sea, desde el Gobierno de Leonel Fernández y ahora de Danilo Medina. Y por qué? Porque lo ha venido haciendo demasiado bien, un gobernador democrático, le ha impregnado un sello de alto nivel a la gobernación. Las ayudas y recursos que llegan a la Gobernación se distribuyen de forma democrática y equitativa, en beneficio del Partido y la colectividad. Es muy participativo, no impositivo, porque tiene formación política. A pesar de tener contrarios internamente, reconoce la valía del adversario y no entra en conflicto, puesto que, pone los intereses del Partido y del gobierno por encima de cualquier diferencia de tendencia o grupismo dentro del Partido.

 El ser humano debe ser agradecido, tener gratitud, reconocer a otro, eso engrandece al ser humano. La Santa Biblia, el libro de libros, lo estipula en su escritura. Entonces nosotros los seres humanos debemos honrar a Dios, ser mejor cada día, vinimos a la tierra con un propósito y ese propósito es de servir a Dios y al prójimo, no destruirlo, a través de mentiras, falacias, lambonismo, odio, envidia, intriga. Ya está bueno, dejémonos de canalladas, y recordemos que sobre todo somos y son hombres… que en cualquier momento podemos perder la paciencia, la cordura y la razón y llegar a cometer actos irracionales y bárbaros por provocaciones.

Feliz Navidad y un próspero año nuevo