• Home »
  • Destacadas »
  • Niño de ocho meses muere de meningococcemia y hay otros tres infantes infectados

Niño de ocho meses muere de meningococcemia y hay otros tres infantes infectados


Santo Domingo. Unos cuatro casos, uno de ellos fallecido, de meningococcemia, una enfermedad contagiosa de alta mortalidad, han sido detectados por el Ministerio de Salud Pública en diferentes barrios del municipio Santo Domingo Oeste, en niños de seis y siete años, mientras se investiga el vínculo epidemiológico de tres de los afectados con uno de ocho meses que falleció la semana pasada por  causa de esa enfermedad.

La información fue dada a conocer hoy por el Ministerio de Salud,  donde detalla  que los cuatro casos detectados  de enfermedad meningocócica  fueron reportados al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINABE) por la Dirección de Área de Salud (DAS) VIII.

Tres de los niños afectados  con edades entre 6 y 7 años son compañeros de curso en un plantel escolar localizado en la citada demarcación, por lo que  las autoridades de la Dirección de Epidemiología pusieron en marcha acciones de control inmediato.

Esos controles, de acuerdo al Ministerio de Salud,  incluyen la aplicación de medidas profilácticas y seguimiento estrecho a los familiares, vecinos con vínculo estrecho, así como a los compañeros de curso y personal del plantel escolar relacionado tal como manda el protocolo establecido para estos fines, para detectar temprano posibles casos y evitar contagios.

En declaraciones escritas, la institución señala que  la investigación epidemiológica es llevada a cabo por el Grupo de Respuesta Rápida integrado por personal de  la Dirección de Área de Salud VIII y la Dirección General de Epidemiologia del Ministerio de Salud.

Bacteria

La enfermedad meningocócica es causada por la bacteria Neisseria meningitidis, que vive en la nasofaringe de las personas, y se transmite de persona a persona por el contacto estrecho y prolongado, a través  de besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos  y utensilios compartidos con una persona infectada.

El tiempo promedio entre el contacto con una persona infectada con la bacteria  y la aparición de los síntomas es de cuatro días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días. Los familiares y las personas expuestas muy de cerca a un individuo que padece la afección tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Los síntomas más frecuentes son rigidez de nuca, fiebre elevada, fotosensibilidad, confusión, cefalea y vómitos; dolor en las extremidades. Incluso, cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas, por lo que hay que actuar con rapidez para interrumpir su transmisión.

La misma se previene con vacuna que se aplica en el país desde hace varios años. Se recomienda mantener  mucha higiene y acudir al médico inmediatamente se presenten los primeros síntomas.