Experto en electricidad analiza plan de la SIE

Experto en electricidad analiza plan de la SIE

Santo DomingoCONTADOR

El especialista en temas de electricidad, Bernardo Castellanos, dijo que los estudios preliminares para definir el marco normativo que permita la incursión de nuevas empresas que podrían dedicarse exclusivamente a la comercialización de energía en el mercado eléctrico, señalado por la Superintendencia de Electricidad (SIE); puede resultar de gran interés para el sector.

 No obstante, afirma que se alberga el temor de que esto sea una excusa para tratar de justificar un aumento de la tarifa eléctrica y que además se mantengan los gastos corrientes y una nómina excesiva en las distribuidoras.

De acuerdo a una nota del experto, con o sin comercializador, se requiere una inversión significativa de recursos en el sector de distribución, que incorpore a la formalidad usuarios cuyo consumo no es facturado por carecer de medidores.

Recordó que en esa situación se encuentran alrededor de un millón de casas y/o locales comerciales a los que se requiere convertir a clientes regulares para poder medir su consumo y luego facturarles. Castellanos entiende que para cobrar primero hay que facturar.

Adicionalmente a que se necesita mejorar las zonas y áreas donde la red de distribución eléctrica presenta deterioro, consideró que la figura del comercializador podría convertirse en una carga económica adicional sobre el sector eléctrico, que lejos de mejorar la situación contribuya a acentuar su deterioro financiero y “la medicina resulte ser peor que la enfermedad o que salga más cara la sal que el chivo”.

 Con ello, según dijo, las empresas comercializadoras de electricidad podrían adquirir energía directamente de las empresas generadoras a precios competitivos y encargarse de la gestión comercial en áreas específicas que las distribuidoras acuerden delegar para esos fines.

 La figura de las empresas comercializadoras se encuentra consignada en la normativa actual y la intención es la de  facilitar la gestión comercial sin la necesidad de que las empresas distribuidoras tengan que renunciar a su área de concesión, apuntó.

NUEVAS EMPRESAS
Bernardo Castellanos asume que la idea puede resultar muy interesante y provechosa siempre y cuando se cumplan por los menos tres condiciones.

En primer lugar, planteó que esto no signifique una excusa para aumentar el margen de intermediación en la estructura tarifaria, lo que implicaría un aumento en la tarifa eléctrica.

Además, que reduzcan de manera significativa los gastos corrientes excesivos y la nómina de las empresas distribuidoras.

 Y, que la selección de los comercializadores se haga mediante procesos de licitación abierta y transparentes apegados a las leyes vigentes y no a negociaciones o contrataciones directas.

Share