Carlos García, un funcionario con sus oídos en el corazón del pueblo

Carlos García, un funcionario con sus oídos en el corazón del pueblo

ARTICULO DE OPINION / POR ALEJANDRO SANTANA

Alejandro Enrique0Danilo Medina, Presidente Constitucional, prometió una forma diferente de gobernar, corregiría lo que no estaba bien haría lo que nunca se había hecho.

 A dos años de su mandato lo ha venido haciendo, pero son pocos los funcionarios que lo han estado imitando y por más que el pretenda hacer, siempre se les quedaran necesidades pendientes.

 Será así en la medida en que sus funcionarios no imiten su manera de gobernar, poniendo sus oídos en el corazón del pueblo, en otras palabras acudiendo donde hay el problema.

 En nuestra Barahona, no es la diferencia, tenemos muchos problemas, muchas quejas que exponer a los funcionarios de las diferentes carteras.

 ¿Pero, dónde están?, es la pregunta que se hacen los moradores de los barrios y el barrio Enriquillo, junto al Casandra, Baitoita, Alfa y Don Bosco, no escapan a esa realidad.

 Líderes, comunitarios, pescadores, religiosos, deportivos, Juntas de vecinos, y residentes de esos lugares, preocupados por las necesidades de sus sectores, se enteraron, que el único funcionario que se estaba reuniendo con los ciudadanos era el licenciado Carlos García López, Director Regional del Ministerio de  Obras Publicas y Comunicaciones en Barahona.

Decidieron invitarlo al barrio Enriquillo para ponerlo al tanto de sus necesidades, arreglo de calles, lámparas del alumbrado, limpiezas de áreas y más protección policial, también invitaron a comunitarios de esos otros barrios.

Se convocó a moradores, y todos dijimos presentes, nos prestó las debidas atenciones, nos escuchó sin la premura de los funcionarios.

 Tuvo tiempo hasta para escuchar agradecimiento de personas a quienes tiempos atrás había realizado alguna diligencia para resolverle situaciones.

Su humildad ha sido ponderada por los que estuvimos presentes en la reunión, escuchó a todos sin distracción y sin interrupción de su celular como suele ocurrirles a otros, vino a escucharnos.

Cuando le tocó hablar, dar respuestas a las necesidades, fue puntal y sincero, asumió lo que correspondía a sus funciones en el Ministerio de Obras Publicas, comprometiéndose a resolverlo en muy breve plazo y canalizar lo que correspondía a otras instituciones.

Estuvimos reunidos con un funcionario, adornado con la sencillez de un gran ser humano, sin poses de sus funciones, un hombre de pueblo que conoce las necesidades de todos los sectores y que ahora que está en sus manos lo hará.

Contrario a lo que se pueda decir, en ningún momento hablo de aspiraciones, destacó reiteradamente que por mandato de su jefe inmediato el licenciado Gonzalo Castillo, está haciendo visitas a los barrios para conocer de sus reclamos.

Reconoció que los reclamos de los barrios son los mismos de siempre, que han permanecido debido a que hasta ahora no habían tenido oídos para ser escuchado y la disponibilidad de resolverlo en la medida de lo posible.

Podría el licenciado Carlos García,  ser un político, mas, pero a los que participamos en el encuentro, nos dejó la percepción de que es de los pocos funcionarios que escucha con atención a los ciudadanos.

Vino al barrio en compañía de  ciudadanos conocidos, de amigos humildes, de hijos de barrios igual que nosotros, sin la presencia del aparataje proteccionista que otros usan para ingresar a los barrios donde vive gente con necesidades sociales.

Pero lo que no esperaba Carlos García es que en este barrio humilde se encontraría con personas que destacarían su espíritu solidario, que expusieron en público  a tiempos recibidos por necesidades perentorias, escuchó de acciones que había hecho en algún momento de su vida que ni el mismo recordaba, es que los hombres de almas nobles nunca miran a quienes ayudan en situaciones apremiantes.

 Cansados de reclamar que varios pedacitos de calles que nos faltan por asfaltar, serán por fin tomados en cuenta porque Carlos se ha comprometido, de acuerdo a la convicción generalizada de los moradores de esos sectores.

Share