Capital de Haití sigue tensa tras las pasadas movilizaciones


A national police officer watches as a resident attempts to put out burning tires during a countrywide protest over allegations of government corruption, in Port-au-Prince, Haiti, Tuesday, Nov. 20, 2018. At least eight deaths have been reported in clashes between protesters and police since the protests began on Sunday. (AP Photo/Dieu Nalio Chery)

A national police officer watches as a resident attempts to put out burning tires during a countrywide protest over allegations of government corruption, in Port-au-Prince, Haiti, Tuesday, Nov. 20, 2018. At least eight deaths have been reported in clashes between protesters and police since the protests began on Sunday. (AP Photo/Dieu Nalio Chery)

La capital haitiana amaneció este martes por segundo día consecutivo prácticamente paralizada tras las multitudinarias protestas del domingo en contra de la corrupción y la impunidad que dejaron varios muertos y en las que grupos opositores pidieron la renuncia del presidente Jovenel Moise. Pese al llamado del Gobierno para que la población reanude sus actividades, la mayoría ha optado al igual que el lunes por permanecer en sus casas.

En Puerto Príncipe, apenas hay transporte público, las escuelas permanecen cerradas, y anoche se escucharon tiros en varias zonas. La Policía confirmó la muerte de un agente durante una operación policial ayer en la Saline, una zona de la capital donde se producen conflictos armados, tanto entre grupos criminales como entre estas bandas y la Policía Nacional, y en la que la semana pasada se denunció el hallazgo de al menos diez cadáveres tirados entre la basura. La Policía informó ayer que en las protestas del domingo fallecieron tres personas, sin embargo, de acuerdo a los organizadores, se registraron al menos 11 muertos. Medios locales informaron que esta misma situación de paralización se repitió este martes en varios departamentos del país tras la protesta del domingo convocadas para exigir al Gobierno que aclare el manejo supuestamente fraudulento que se hizo de los fondos de Petrocaribe.