Buscan consenso para modificar Constitución y establecer en 6 años período presidencial

Buscan consenso para modificar Constitución y establecer en 6 años período presidencial

Santo Domingo. La Fundación Cultural de la Historia Contemporánea anunció que junto a un grupo depalacio_presidencial prestigiosos ciudadanos recorrerá próximamente el territorio nacional en la búsqueda de unir eslabones humanos que puedan armar una gran cadena de voces que logren un consenso para que la Constitución vigente sea modificada, a fin de establecer en seis años la duración del período presidencial.

La misma modificación incluiría la prohibición definitiva de la reelección del Presidente y el Vicepresidente, y de los demás cargos electivos, sin invalidarlos para aceptar otras posiciones públicas Se consignaría también que los presidentes constitucionales salientes que agoten su período para el cual fueron electos sean designados por la misma Constitución “senadores vitalicios honoríficos”, sin remuneración alguna, porque en su calidad de exmandatarios tienen derecho a una pensión de por vida.

Sostiene que la Fundación se propone, además, que se establezca la Asamblea Constituyente para que sea el pueblo, directamente, que decida todo lo relativo al mejor destino del país. Otra meta es la de consignar en la Constitución el mandato revocatorio, para que la Asamblea Constituyente pueda destituir, no importa el rango, a todos aquellos servidores públicos, militares o no, que incumplan las tareas para las cuales fueron electos o designados.

El presidente de la Fundación, J.R. Leandro Guzmán Rodríguez, junto a los demás ciudadanos que motorizan este proyecto, consideran que la ampliación del período permitiría a los presidentes constitucionales un mayor margen de tiempo para ver terminadas las obras de envergadura que hayan iniciado.

“Se caería entonces el argumento de los que ejerzan el cargo, que en sus aspiraciones continuistas” insistan en que cuatro años “son pocos”, dijo Guzmán Rodríguez.

Subrayó que la reelección siempre ha sido “muy perniciosa para la nación, comenzando porque los funcionarios públicos generalmente usan los recursos del Estado para promoverla”.

“La reelección es históricamente inaceptable y moralmente repudiable, por sus nefastos resultados”, dijo.

Citó a los dictadores y “hombres de mano dura” surgidos de la reelección, entre ellos Buenaventura Báez, Ulises Heureaux (Lilís), Rafael Trujillo, Joaquín Balaguer y más recientemente Leonel Fernández, quien aunque no se le podría calificar de dictador, “sí de responsable de la permisividad y tolerancia frente a funcionarios señalados como depredadores del patrimonio nacional”.

Share