Abinader recomienda a legisladores del PRM acoger observaciones de Danilo al Código Penal

El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader, recomendó este lunes a losabinader-y-danilo-hbikjbejkn legisladores de esa organización  a acoger   la observación que hizo el presidente Danilo  Medina al Código Penal, escuchando la voz de su conciencia y recordando la  responsabilidad que tienen de proteger los derechos fundamentales de la mujer dominicana.

 “Aunque siento profundo respeto y reconozco las genuinas motivaciones que tiene  la Iglesia Cristiana para reafirmar  su posición tradicional  sobre el tema,  estoy convencido de que estamos frente a un  grave problema de salud pública que afecta a las mujeres más pobres del país y que por lo tanto   no se debe  abordar exclusivamente desde una perspectiva religiosa”, manifestó Abinader.

 Consideró que la legislación sobre el aborto en la República Dominicana no debe ignorar el grave problema de salud pública que representa esa práctica, principalmente en perjuicio de las mujeres con menos posibilidades económicas.

 Al fijar su posición sobre el debate originado por la decisión del presidente Danilo Medina de observar el proyecto de ley de Código Penal, Abinader recordó que es un católico formado en el seno de su familia y del Colegio Loyola, bajo la prédica de amor, servicio y solidaridad enseñada por los jesuitas. Y apuntó que es opuesto al aborto  como una práctica libre.

 Sin embargo, dijo que la legislación nacional que prohíbe cualquier forma de interrupción del embarazo, aún en situaciones  de alto riesgo para la mujer, no ha tenido ninguna efectividad para frenar el aborto clandestino que se práctica en el país bajo las peores condiciones de insalubridad.

 De acuerdo con una nota de prensa,  declaró que comparte las motivaciones expresadas por el presidente Danilo Medina al devolver al Congreso el proyecto de modificación del Código Penal, especialmente en lo concerniente al derecho a la vida y la salud de la mujer y  el respeto a su  dignidad  y a su integridad  moral y emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *